Alimentos que nos hacen felices

Nuestro equilibrio emocional, estado de ánimo, memoria, deseo y conducta sexual, sueño, comportamiento social y apetito están regulados por la misma sustancia que actúa en el cerebro, la SEROTONINA.

Este neuroquímico debe producirse en el interior de nuestro cerebro ya que no puede cruzar la barrera hemato-encefálica, es decir, por mucha serotonina que ingiramos no podría llegar a nuestro cerebro. Así pues, es imprescindible que nuestro organismo sea capaz de fabricar diariamente la cantidad que necesita, y para ello, nuestro cerebro va a precisar de un aminoácido esencial que sí va a estar presente en numerosos alimentos, el TRIPTÓFANO.

El triptófano es más eficaz como precursor de la serotonina cuando lo tomamos junto a otras sustancias como la glucosa, el magnesio, el potasio, o las vitaminas del grupo B, los ácidos grasos omega 3 y el zinc, entre otros. Por lo tanto, si deseamos adoptar una dieta rica en “alimentos potenciadores de nuestro ánimo”, tendremos que llenar nuestra nevera de una buena combinación de alimentos que presenten estos componentes, por ejemplo:

  • PRODUCTOS LÁCTEOS: leche, yogurt, quesos, kéfir, etc. Quién no ha experimentado cómo tomar un vaso de leche antes de dormir le ayuda a relajarse y dormir mejor.
  • CARNES MAGRAS Y HUEVOS: pollo, pavo o conejo, y del huevo la yema. Además de ser alimentos ricos en triptófano contienen los carbohidratos necesarios para que el cerebro sea capaz de absorberlo.
  • PESCADO AZUL: salmón, atún, caballa, boquerón, sardina, etc. Además este tipo de pescado es rico en omega3, vitaminas B3, B6 y B12, necesarias para la síntesis de serotonina.
  • LEGUMBRES: soja, lentejas, garbanzos, habas y guisantes. Estos alimentos además de altos niveles de triptófano contienen las vitaminas B1, B3, B6, B9 y magnesio, nutrientes relacionados con el buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • FRUTAS: piña, plátano, aguacate y ciruela.
  • VERDURAS: berros, espinacas, espárragos, zanahoria, apio, remolacha, brócoli y calabaza.
  • FRUTOS SECOS Y SEMILLAS: cacahuete, pistachos, avellanas, anacardos, almendras, semillas de calabaza y girasol, y nueces. Además nos aportan cantidades importantes de magnesio y omega-3.
  • CEREALES INTEGRALES: pan, arroz, pasta, trigo, maíz, avena y centeno. Sumamente ricos en vitaminas del grupo B
  • CHOCOLATE: alimento que por excelencia solemos tomar para sentirnos mejor. Recuerda que cuanto más puro sea el chocolate más triptófano y zinc nos aporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *